Las recomendaciones de Sundance TV para este fin de semana (26-28 enero 2019)

Tras la finalización de su clásico ciclo “Diez días de Sundance”, en el que se exhibieron en su pantalla numerosos títulos que pasaron por aquel festival, SundanceTV retoma su habitual programación, una exquisita mezcla de clásicos, documentales y películas independientes de todo el mundo. Aquí, algunas recomendaciones que se podrán ver Sundance Latinoamérica TV en los próximos días.
Viernes 25 de enero, 2019

 

Jacqueline Argentine es una cinta particular, donde por momentos piensas que estás ante la grabación de un hecho que podría ser histórico, aunque después caes en la cuenta que todo es una ficción y que su presunta protagonista es bastante irreal, por no decir una embaucadora, aunque eso nunca queda claro. Después de todo, el drama de Jacqueline Dumont (Camille Rutherford) no es en sí el centro del filme.

Dirigida por el brasileño Bernardo Britto, ganador del Short Film Jury Prize del Sundance Film Festival 2014 por el corto animado YearbookJacqueline Argentine es una película discreta en sus pretensiones, aunque no por eso menos interesante. Si bien sus diálogos pueden resultar sobrecargados, eso no quita que las reflexiones del director (Wyatt Cenac), cuyo nombre jamás es revelado, y la ¿locura o sabiduría? de Jacqueline, una francesa de 25 años que dice tener información que podría destruir un gobierno, puedan convertirse en motivo de sentarse a discutir con los amigos en un café o en un bar en torno a una botella de pisco.

Jacqueline Argentine es contada desde la perspectiva del director, quien es contactado misteriosamente por esta muchacha francesa, con quien después se encuentra, junto a su sonidista y camarógrafo, en un centro de meditación en un curioso pueblo argentino, de nombre La Falda. ¿Con qué misión? Con la de realizar un documental sobre la artífice de la supuesta revelación de una conspiración gubernamental para asesinar a un político árabe. Es decir, estamos ante un falso documental que por su simpleza y espontaneidad parece realmente la crónica de un intento desesperado por contar la verdad.

 

Sábado 26 de enero, 209

“No dejes que el amor gobierne tu vida”, aconsejó Claude Levi-Strauss a su hija en cierta ocasión. Y probablemente no sin razón, ya que si hay un acontecimiento que revoluciona la propia existencia es el enamoramiento. ¡No digamos ya si es correspondido! En ese caso, aunque sea durante un período limitado de tiempo, los amantes se ensimisman en la construcción de su romance, retirándose al espacio privado sin dejar –salvo que hablemos de un adulterio– de exhibirse en el público. Sin embargo, también puede suceder que ese amor venga a perturbar la vida de la comunidad, por tratarse de una relación prohibida por el orden moral vigente: por razones de parentesco o adscripción social o denominación religiosa. En ese caso, sólo caben la resignación o el conflicto. Y este último enfrenta a los amantes contra la sociedad de la que huyen.

En principio, de eso trata Moonrise Kingdom, del inconfundible Wes Anderson, enfant terrible del cine norteamericano idolatrado por un pequeño ejército de fans del mundo entero. Dotado de un sentido único del estilo, Anderson ha desarrollado una carrera fascinante que parece querer confirmar que el cine es un arte predominantemente visual cuya finalidad es producir una emoción que es, a la vez, un comentario a la existencia. Su mundo está poblado de criaturas genialoides y tiernas, embarcadas en extraños viajes hacia ninguna parte, en busca de una redención a la vez moral y estética que es reflejo del propósito artístico de su director. Deudor de Salinger y Ashby, acaso también del musical hollywoodense, Anderson no ironiza con sus fuentes, sino que las respeta: es un modernista, no un posmoderno. De ahí que el supremo deseo de sus seguidores sea vivir en una de sus películas. Y esta que nos ocupa, que no se entiende sin precedentes como Rushmore o Los Tennenbaum, las supera a todas, ofreciéndonos el fruto maduro de su personal forma de hacer las cosas.

El año es 1965, y los residentes de Nueva Penzance, isla en la costa de Nueva Inglaterra, viven en una comunidad que parece estar libre de algunas de las cosas malas que suceden en el resto del mundo. Sam y Suzy de doce años se han enamorado y deciden huir. Pero una tormenta violenta se está acercando a la isla, obligando a un grupo de adultos a movilizarse y encontrar a los chicos antes de que ocurra una tragedia.

 

9:15 PM – 11:25 PM Slumdog Millionaire

Todo mundo lo sabe: ganó ocho premios Oscar, incluyendo Mejor Película. Pero pocos saben de los 76 premios más y 28 nominaciones en diferentes eventos y festivales. El asunto es que, si por azares del destino no te fue posible verla en el cine, tienes la oportunidad verla ahora. La trama no descubre “el hilo negro”, pero la forma en la que se desarrolla es inteligente y exquisita: un joven “de la calle” llega repentinamente a la final del famoso concurso televisivo Who Wants to be a Millionaire?, respondiendo a la perfección todas las preguntas, lo cual despierta sospechas y obliga a Jamal Malik (Patel) a narrar la historia de su vida, que cósmicamente se encuentra con cada una de las respuestas con experiencias personales que dejaron marcados sus recuerdos.

 

Domingo 27 de enero, 209

Seis jóvenes de distintos lugares del mundo se encuentran en Madrid el 1 de julio del 2017 para celebrar juntos el World Pride Day, el Día que será para todos ellos El mejor día de sus vidas. Aunque es de Barcelona, Abril vive en Madrid, es actriz y dramaturga y está intentando dejar atrás su pasado como Abel; Geena, es un transexual de Almería que despliega su belleza ya evidente cuando era simplemente Gustavo; Ruth es una luchadora por los derechos de los gais y las lesbianas en un lugar tan peligroso como Uganda; Max y Nic son dos jóvenes que viven su homosexualidad clandestina en la Rusia de Putin; y el francés Timo, saltador de trampolín, sordo y gay, ha superado no una, sino dos barreras. La primera parte los vemos en su contexto, preparando el viaje a Madrid con ilusión pero también con un poco de miedo. Desde el momento que llegan, la ciudad se convierte en un séptimo personaje acogiéndolos, arropándolos y celebrando la libertad de un país donde se puede ser lo que uno quiera. Este documental del director de ‘Palmeras en la nieve’ y ‘El Guardián invisible’ tiene en sus personajes la mejor carta de presentación. Son seres humanos felices, que quieren vivir su vida con una libertad que a veces no valoramos lo suficiente, pero que Ruth, Max y Nic saben apreciar de verdad.

What's your reaction?
0Facebook