La Chica del Tren

 

Dirección: Tate Taylor
Guión: Erin Cressida Wilson
Producción: Marc Platt
Compañía Productora:Amblin Entertainment | Dreamworks SKG | Marc Platt Productions | Reliance Entertainment | Storyteller Distribution
Fotografía: Charlotte Bruus Christensen
Edición: Michael McCusker | Andrew Buckland
Reparto: Emily Blunt | Haley Bennet | Rebecca Ferguson | Justin Theroux |Luke Evans | Édgar Ramírez | Lisa Kudrow | Allison Janney | Laura Prepon

¿Quién no se ha preguntado qué sucede en las casas que vemos mientras vamos en camino? Creamos historias sobre lo que sucede dentro de ellas, hasta creamos nuevos mundos . “La Chica del Tren” toma esta idea y funciona en la dirección incorrecta, con resultados trashy y agradables. Basado en la novela más vendida de Paula Hawkins, la película de Tate Taylor cae casi demasiado en el género  de thriller melodrámatico a comparación de “Perdida” (Gone Girl).

Rachel (Emily Blunt) está pasando por un mal momento desde su divorcio y tras el casamiento de su ex con una buena amiga (con quien la engañaba) y tras el nacimiento de su bebe, esta se refugia en el alcohol, pero su obsesión es tal que esta pareja ya no quiere que los visite, ni sea su amiga,  así que todos los días tomara el tren a Londres para pasar frente a su casa y ver si están bien. Por otro lado está la niñera y vecina de su ex, Megan (Haley Bennet) a quien ve un día muy apasionada con un hombre que no es su marido, y a los pocos días amanece muerta, esta quiere ayudar al viudo diciéndole que eran amigas, pero todo es mentira y ella se acercara para estar pendiente de su ex Tom (Justin Theroux) y su esposa Anna (Rebecca Ferguson}, pero su intromisión la vuelven la sospechosa número uno del homicidio. Rachel trata de limpiarse un poco del alcohol, pues tanto ha bebido que sufre de “Black Out” y olvida muchos momentos de su vida y por más que trata de acordarse ella misma tiene  miedo de haber sido la asesina de Megan, pero su culpabilidad de evapora cuando la investigación arroja que a la hora del homicidio ella estaba en un bar bebiendo, así que las posibilidades se abren y ahora el culpable está cada vez más lejos de ser atrapado.

El gran elenco hace todo lo posible para ofrecer rango a sus personajes unidimensionales, con Blunt haciendo la mayor parte del trabajo pesado. El primer acto pesado depende en gran parte del alcoholismo de Rachel y la obsesión con la vida que perdió, y la responsabilidad de mover la trama hacia adelante se coloca en los hombros de Blunt. Ella hace todo lo posible con el material, profundizando en el preocupado espacio de Rachel, pero ni siquiera puede salvar la película de sí misma.

Es una trama complicada, y eso es sólo un resumen del primer acto. La película “La Chica del Tren” sigue el formato de la novela dividiendo el argumento entre las perspectivas de Rachel, Megan y Anna en primera persona; Mientras que pudo haber funcionado en las páginas, es excesivamente complicado en la pantalla grande, y hace que la película se mueva a un ritmo del caracol mientras que corta hacia adelante y hacia atrás entre los caracteres y los plazos.

Calificación cineastas.mx: 5/10

 

 

What's your reaction?
0Facebook