Hollywood lleva años contándote las mismas historias (2a parte)

Hollywood lleva años contándote las mismas historias (1a parte)

Las narrativas juntan los eventos de manera lineal que muestra claramente a la audiencia las razones y las consecuencias del comportamiento del personaje. Esta lógica de causa y efecto une los rasgos de los personajes, los objetivos, los obstáculos y las acciones. En la mayoría de los casos, las narraciones cinematográficas de Hollywood se centran en los personajes humanos y sus luchas. Estos personajes cambian durante la película para lograr un objetivo. El objetivo puede ser tan cotidiano como encontrar el amor o tan extraordinario como salvar a la humanidad.

A continuación las siguientes 3 fórmulas para complementar la 1a parte de este artículo:
4. Viajes iniciáticos (o la forja del héroe)

Resultado de imagen para y tu mamá también

Estas historias son menos truculentas y trágicas que los órficos descensos a los infiernos, suelen ser historias del tránsito a la madurez o a la plena realización personal de personajes que, por su juventud o su desorientación vital, aún no se han encontrado a sí mismos y, para acabar de hacerlo, necesitan una experiencia transformadora, una aventura, un encuentro casual en la carretera de la vida. Por supuesto, no todos los viajes iniciáticos conducen a finales felices. En ocasiones, la salida definitiva del útero y el encuentro con uno mismo pueden acabar en tragedia.

Resultado de imagen para road movies

La inmensa mayoría de las road movies son claros ejemplos, Thelma y Louise incluida (ejemplo de viaje iniciático truncado), gran parte del cine juvenil y adolescente e incluso películas de autor contemporáneas y protagonizadas por personajes más o menos maduros, pero de psicologías tirando a infantiles, como Y tu mamá también, Sideways o Viaje a DarjeelingStand by MeHacia rutas salvajesRebelde sin causa (algunos viajes iniciáticos no exigen recorrer grandes distancias), En el curso del tiempoAlma salvajePequeña Miss Sunshine, Nebraska o Easy Rider, por citar solo unas cuantas, son, cada una a su manera y con sus matices, viajes iniciáticos dotados de mayor o menor carga de profundidad existencial.

5. El objeto mágico (o la búsqueda del héroe)

Aquí, el héroe permanece apartado del gran mundo, tranquilo en sus rutinas y en su vida cotidiana, hasta que encuentra algo que resulta valioso para él y, a continuación, lo pierde o se lo arrebatan y debe ponerse en marcha para recuperarlo. Qué pereza. Por supuesto, la forja del héroe y la búsqueda del héroe son primas hermanas y muchas veces conviven en feliz promiscuidad en una misma película hasta volverse casi indistinguibles. La del objeto mágico es una de las historias por excelencia del gran canon narrativo occidental, de Simbad el marino en adelante y, por supuesto, un patrón tan básico que multitud de ficciones contemporáneos lo siguen explotando de manera consciente o inconsciente.

Resultado de imagen para star wars

Ejemplos:De la saga Taken, en que el objeto mágico es un ser querido cuya integridad peligra y al que hay que rescatar, a El mago de OzEn busca del Arca PerdidaStar WarsLos GooniesLa princesa prometida, El Señor de los Anillos y un largo etcétera en que el héroe reticente se ve forzado, a menudo contra sus instintos y su voluntad, a reconocerse héroe y comportarse como tal.

Resultado de imagen para el señor de los anillos

6. Chico conoce chica (o ‘sujeto’ mágico)

En realidad, son una variación de la fórmula objeto mágico muy cara a Holywood y que con frecuencia incorpora también elementos del viaje iniciático o de las historias Cenicienta. El esquema es sencillo: tras un encuentro casual entre dos personajes que se sienten atraídos el uno por el otro de manera instantánea, se produce un desencuentro o separación, que puede deberse a un secuestro, un viaje que no es posible postergar, una aparente incompatibilidad de caracteres, la intromisión romántica de un tercer personaje (hay quien considera muy razonablemente que el triángulo amoroso, con todas sus posibles variantes, es también uno de los grandes relatos que impregnan la mayoría de ficciones) o cualquier otro pretexto narrativo que se le pueda ocurrir a los guionistas. Esa separación obliga al protagonista a embarcarse en un proceso de búsqueda, reencuentro o recuperación de su objeto de amor o de deseo.

Resultado de imagen para screwball comedy
Screwball Comedy: Historias de Filadelfia

Screwball Comedy

Es la Screwball Comedy, hija inequívoca de la Depresión económica, las hirientes diferencias entre ricos y pobres, el impulso intelectual y cultural del New Deal, la transformación del papel social de las mujeres y la irrupción de un nuevo arquetipo femenino. Una comedia caracterizada por la velocidad vertiginosa, el ingenio viperino y la recámara venenosa de los diálogos, el juego de los dobles sentidos, la celebración del nonsense, la sátira mordaz de la «guerra de los sexos», las identidades equívocas, la exploración del travestismo, la transgresión subyacente en la representación metafórica del sexo, el gusto por el humor absurdo y por las situaciones descontroladas, los personajes excéntricos o chiflados, la inversión de la lógica racional y la preferencia por la diversión frente a todo tipo de constricciones sociales.

Ejemplos: todo un género, la comedia de enredo romántica, derivado más o menos de la screwball comedy clásica de los años treinta, se nutre de esta explotadísima fórmula. Nos centramos sobre todo en estas historias porque son las que más se apartan de las tramas de búsqueda del objeto mágico y por tanto resultan más representativas del chico conoce a chica. Lo que sucedió aquella nocheLa adorable revoltosaHistorias de Filadelfia (Pecadora equivocada)El bazar de las sorpresas y su remake Tienes un e-mailCuando Harry encontró a SallyCon derecho a roceEl lado bueno de las cosasCrazy Stupid Love… La lista es larga.

Resultado de imagen para crazy stupid love

 

En conclusión, y citando a Bordwell, «una película clásica de Hollywood tendría personajes claramente definidos que tienen un objetivo claro pero que luchan por lograrlo, ya sea por conflictos con otros o por circunstancias sobre las que no tienen control. Al final de la película, los problemas se resuelven y hay un logro claro o no del objetivo». Él demuestra esto con las instrucciones claras de los manuales de escritura de guiones de Hollywood que dicen «… la trama consiste en una etapa tranquila, la perturbación, la lucha y la eliminación de la perturbación».

Por lo general, en la narrativa clásica habrá 2 tramas. Una trama romántica heterosexual y otra sobre otras relaciones personales, trabajo, misión, búsqueda, guerra. Cada una de las líneas de la trama contiene un objetivo, obstáculos y un clímax. Aunque las dos líneas de la trama son distintas, son interdependientes. Resolver una trama a menudo desencadena la resolución de la otra.

Sin embargo, una serie de cambios sociales, culturales e industriales obligaron a Hollywood a cambiar, lo que sin duda ha afectado la narración de una forma u otra. El divorcio de los cines de los estudios, la prohibición de la venta de unidades de paquetes, la suburbanización y, por lo tanto, un cambio en la audiencia y la creciente popularidad de la televisión en los años 50 sacudieron a Hollywood y marcaron el final de la era clásica. Lo que siguió a menudo se conoce como Hollywood Renaissance, un período de aproximadamente 10 años a partir de mediados de los años 60 cuando un grupo de cineastas con educación cinematográfica combinó el estilo del cine de arte europeo y el estilo clásico de Hollywood que resultó en una filmación aventurera. Las historias a menudo representaban una nueva generación rebelde, y trataban sobre la alienación y la libertad juveniles. A diferencia del Hollywood clásico, este nuevo cine era más abierto y poco estructurado y, a menudo, desorientador. Los personajes no fueron impulsados ​​para lograr un final feliz y fueron moralmente ambiguos, al igual que el personaje de Travis Bickle de Taxi Driver (1976). Durante los años 70, la sociedad estadounidense enfrentó varios desafíos con la guerra de Vietnam, el escándalo de Watergate, los movimientos feministas y los movimientos de derechos civiles, con los cuales las películas clásicas de Hollywood posiblemente no estaban equipadas para lidiar. Por lo tanto, la violencia más gráfica y el sexo que era hasta entonces un rasgo de película B y película de explotación llegó a Hollywood. Podría decirse que el lanzamiento de Jaws (1975) y Star Wars IV (1977) puso fin al renacimiento de Hollywood y Hollywood entró en la era de los éxitos de taquilla, también conocido como Hollywood contemporáneo.

Si bien, estamos de acuerdo en que muchos elementos de la narración clásica de Hollywood han permanecido iguales y están presentes incluso en los éxitos de taquilla contemporáneos de Hollywood, nos preguntamos si deberíamos buscar lo nuevo en lugar de buscar lo que se quedó igual.

Se argumenta de todas las mejoras en el sonido, los efectos especiales y la introducción de violencia explícita y sexo de las películas B y como han cambiado la forma en que se diseñan las películas, lo que resulta en una interpretación diferente por parte de la audiencia. Existe el argumento de que el espectáculo ha estado reemplazando a la narrativa en el Hollywood contemporáneo que se remonta a las intenciones de Hollywood de atraer al mercado extranjero, especialmente a China -pues el mercado latinoamericano ya lo tienen ganad-, la audiencia de más rápido crecimiento en el mundo.

Es fácil pensar, entonces, que el enfoque en el impacto de los sentidos en el Hollywood posclásico significa que la narración de historias no es tan crucial como solía ser en el Hollywood clásico.  Si somos honestos, el espectáculo de una forma u otra siempre ha sido parte de Hollywood. Solo piense en el tornado de El mago de OZ (1939) como un ejemplo, que fue un efecto muy sofisticado para su época. La narrativa está lejos de ser eclipsada, incluso en la más espectacular y orientada a los efectos de las atracciones más populares de la actualidad. Estas películas aún cuentan historias razonablemente coherentes, incluso si a veces pueden ser más sueltas y estar menos integradas que algunos modelos clásicos.

El perfeccionamiento de los efectos digitales, visto como el responsable del embotamiento del cine estadounidense en los últimos diez años, podría ser responsable del regreso de la historia y la habilidad de actuación al futuro cine estadounidense. Lo que quiero decir aquí es que si algo es posible con efectos digitales, el factor sorpresa se normaliza y se debilita progresivamente con cada película.

Sin duda es un tema muy amplio que da para mucho más y es difícil sintetizar.  Pero hasta aquí una breve descripción de las fórmulas de producción hollywoodenses.
No olvides dejarnos tus comentarios, sugerencias y recomendaciones a continuación. 
What's your reaction?
0Facebook