4 reglas para escribir guiones de comedia

Como dice el refrán, “Diversión es dinero”. La persona que puede escribir algo gracioso, o comedia, tiene un borde definido sobre la persona que lo encuentra difícil.

Así que si eres desafiado con humor cuando se trata de diálogo, ¿qué puedes hacer al respecto?

En mi experiencia, en la escritura divertida, el diálogo original viene naturalmente, al igual que improvisar algo gracioso. Lo puedas hacer o no.

Me gustaría decir “Toma una clase de escritura para la comedia” o Lee un libro sobre como escribir cosas graciosas” u ofrecerte algunas inteligentes palabras para inspirarte y encontrar tu comedia que llevas dentro.

Lo que te puedo ofrecerte es algo que alguna vez dijo Tim Allen en una entrevista para TV Guide al ser preguntado sobre su sentido del humor, específicamente su habilidad para ser divertido. “Ser gracioso es un regalo para mí. No se de donde viene. Es mágico y maravilloso y estoy aterrorizado que todo desaparezca.

¿De dónde viene? ¿Quién sabe? ¿De dónde proviene la proeza atlética natural superior? ¿Por qué un niño juega de delantero en su equipo de la secundaria, mejor que otros cincuenta delanteros en otros equipos de la secundaria? Para cada Lebron James hay 10.000 niños que no son bastante buenos.

La Primer Regla Para Escribir Comedia:

  • Sólo porque puedes decir cosas graciosas no significa que puedas escribir cosas graciosas.

Escribir algo gracioso es diferente a ir diciendo y haciendo cosas graciosas. Muchas personas, ya sean hombres o mujeres, quien le saca la carcajada a sus amigos y compañeros de trabajo son incapaces de escribir un dialogo gracioso.  Jovenes adolescentes que no pueden conseguir atención de chicas sobresaliendo en deportes, su mirada o inteligencia recurre a las payasadas del goofball ya sea físicas o verbales. El niño cuyo talento está empujando una rebanada de pizza por su nariz será superado por el niño que ha descubierto que las niñas se aburren rápidamente con tonterías y prefieren a alguien que pueda divertirlos con ingenio.

Este divertido chico probablemente florecerá en un hombre divertido y encontrará que su regalo será una gran ventaja en su vida social. Y será especialmente útil si se le interesa ser guionista.

En la vida real, mucha gente no puede contar un chiste o una historia, especialmente una divertida. Pierden su enfoque  muy pronto, se van sin parar y dejan importantes datos sin contar. Llega un momento en donde pierde a su público. Como autor de un guión que sea de comedia, tu público es más dura e implacable: agentes, productores, gente de desarrollo, ejecutivos creativos y gerentes.

Tienes que mantener a tu agente riendo desde las primeras paginas -en especial en la primer pagina- porque si está disfrutando para cuando llegue al final de la página, definitivamente llegará a la segunda página. Si mantiene las risas para los próximos diez y el resto del primer acto, puedes estar seguro que terminará de leer el resto del guión -siempre que tenga una convincente.

 

La Segunda Regla Para Escribir Comedia:

  • Una historia fuerte sin muchas risas es preferible a una historia débil con tres bromas por página

Muchas comedias fallan debido a una trama débil o vaga. En última instancia, no importa cuantas risas tenga un guión, si la historia no es lo suficientemente absorbente para que alguien se ría a carcajadas, no llegará a leer lo que le queda del guión. Como nos estamos riendo de cosas que nuestro personajes están diciendo y haciendo, nos debemos de preocupar por ellos y confiar en que al final obtendrán lo que quieren (no importa lo tonto que sea). Si ese deseo no está ahí, no le seguiremos en su camino, no importa que tan divertido pueda ser.

Hay un refrán viejo en el baseball: “Prefiero tener suerte que talento”. Cuando se trata de un guión de comedia, prefiero tener una historia solida que muchas carcajadas. Las risas pueden entrar de cualquier manera. Tal vez no por ti, pero si la historia es buena, tu oportunidad de obtener un agente o un acuerdo es más cercano que anotar un gol. Si tienes un guión de 103 páginas con muchas risas, pero una historia mediocre, es mucho más difícil dar un golpe en la trama.

La Tercer Regla Para Escribir Comedia:

  • Dos cabezas pueden ser mejores que una

Digamos que es un guionista serio y confiable con una comprensión clara no sólo de la estructura de 3 actos, sino también de las estructuras de 5 actos y 7 actos. Debes saber que los personajes deben ser tridimensionales, tener conflicto internos y externos y estar motivados.

Ya debes haber conocido las 12 etapas del Viaje del Héroe por dentro y fuera.  Leído todos los libros sobre guión, ha ido a seminarios importantes, haber estudiado, analizado y deconstruido películas. Leer las biografías y autobiografías de guionistas y se suscribió a las mejores revistas de guión.

Sólo hay un problema: eres incapaz de escribir una divertida línea de diálogo. Desafortunadamente, todas las ideas que se presentan son demasiado serias y deprimentes.

Necesitas reunirte con cierto tipo de personas. Con aquel que se quedaba parado hacia la pared, el alma de la fiesta, aquel payaso de clase que tiene la capacidad de escribir chistes, aquel que tiene hilarantes lineas y es gracioso las 24/7, pero si su vida dependiera de eso, no podría llegar con una historia ni escribir un guión.

Es la perfecta conminación de talentos.

Mira los créditos en los sitcoms. Encontrarás  al menos dos equipos de escritores en cada serie. Al igual que en los guiones. Es justo asumir que muchos de los equipos se juntan porque lo dejan todo en la mesa.

Encontrar tu alma gemela de escritura no es fácil. Es como encontrar alguien con quien casarte. Tienes que buscar en todas partes, ver como se llevan y esperar a que funcione.

Si llega a funcionar, los dos estarán en un mejor lugar que estar por su cuenta.

La Cuarta Regla Para Escribir Comedia:

  • Encuentra tu genero

Cuando vemos una cinta de los Hermanos Farrely esperamos un cierto tipo de producto . Un montón de humor bruto en gran medida y poco realista, con tramas de alto concepto y lineas inesperadas. Las películas de Woody Allen, en general sus inicios y mediados de su carrera, nos ofrecieron una ingeniosa y neurótica toma del comportamiento humano, especialmente el romance. Sus fans saben que íbamos a ver un tipo único, intelectual de creatividad e ingenio. Si el nombre de Judd Apatow está en una película, ya sea escritor, productor o director, sabemos que será algo de alto concepto con una abundancia de bromas de sexo, pero con un matiz de dulzura.

El punto es, dependiendo del tipo de comedia que estás escribiendo, no necesitas ser tan gracioso como los ya mencionados.

Las comedias románticas necesitan risas, pero no toneladas. Tomemos dos películas de Reese Witherspoon. “No Me Olvides” (Sweet Home Alabama) no es una que de mucha risa. Tampoco lo es “Legalmente Rubia” (Legally Blonde), pero era más divertida y tenía un concepto más alto. Ambas tenían historias convincentes.

Las comedias de amigos necesitan más risas que una comedia romántica. Piensa en “Te Amo, Brother” (I Love You, Man), “Los Caza Novias” (Wedding Crashers), “Ricky Bobby – Loco por la velocidad” (Talladega Nights), “Piña Express” (The Pineapple Express) o “Un Par Nada Ejemplar” (Role Models).

Veamos el caso de la televisión. He escuchado a la gente decir que “Sex and the City” es una sitcom. No lo era. Al contrario, era un drama con risas ocasionales. Nadie veía, o ve, “Sex and the City” por su humor (y nadie fue a ver la versión cinematográfica esperando reírse en voz alta durante dos horas), en comparación a “Seinfeld”, “Family Guy” o “30 Rock”. Lo mismo sucede con “Entourage”. ¿Es una sitcom? No realmente. Hay partes de cada episodio que son graciosos. Pero es un drama con risas que vienen de los personajes.

Los escritores de sitcom tienen una expresión para las partes del guión que no son intencionalmente lineas de risa: improvisación. Información crucial para la trama se da. A los guiones de comedia se les permite tener algunas secciones de improvisación, pero no muchas. Y no debería haber una en las primeras 15 páginas. Tienes que mantener las risas.

Así que si quieres escribir una comedia grande y amplia (“Tropic Thunder”, “Dodgeball”, “Anchorman”, “Dumb and Dumber”) es mejor que tu guión sea gracioso y divertido desde la primer página hasta la última.

Así que si quieres escribir una comedia romántica o algo serio/comico (tema serio con risas) o una comedia/drama (historia ligera con un giro serio o sentimental) no necesariamente tienes que tener 3-6 risas por página. Una vez más, aquí es donde tener una historia sólida reemplazará a muchas carcajadas.

En conclusión, ¿se puede enseñar a alguien a escribir comedia? Sí. Al igual que alguien se le puede enseñar a cocinar. Si tomas clases de cocina, leer un montón de libros de cocina, ver programas de alimentos en TV y pasar suficiente tiempo en la cocina probando recetas, serás capaz de preparar una receta de la cual no serás avergonzado.

Aprender a escribir comedia es casi lo mismo. Puedes encontrar una clase o un programa en la escritura de comedia, improvisación y de “standupero”. Puedes leer libros sobre escritura de comedia (Escribir la comedia romántica es muy bueno). Puedes estudiar comedias (aprenderás más de las malas, que de las buenas).

Por último, si no quieres colaborar y si tu corazón se dedica a la escritura de comedias, sólo sigue enfocándote en esa escena que necesitas, hasta que se te ocurra una línea divertida. Luego hazlo una y otra vez y otra vez. Simplemente no trates de analizar lo que es divertido o averiguar de dónde viene. E.B. White dijo lo mejor: “Analizar el humor es como disecar una rana. Pocas personas están interesadas y la rana muere”.


Sobre D.B. Gilles

D.B. Gilles enseña redacción de guiones, escritura de televisión y escritura de comedia en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York. También enseñó en el Departamento de Escritura Dramática de NYU, el Departamento de Cine para Graduados de Columbia y la Escuela de Estudio Individualizado Gallatin en NYU. Su ficción incluye la novela cómica, I Hate My Book Club y el misterio, Colder Than Death. Él es el autor deThe Portable Film School, The Screenwriter Within: New Strategies To Finish Your Screenplay & Get A Deal! You’re Funny! Turn Your Sense of Humor Into A Lucrative New Career. Él es también uno de los consultores de la escritura más demandados y de los entrenadores de la escritura en los Estados Unidos. Puede contactarlo directamente en: dbgillescript@gmail.com.

What's your reaction?
0Facebook