11 cosas que los editores de video desean decir a los operadores de cámara y DF

Siempre es bueno leer la guía práctica del editor y blogger Jonny Elwyns para los fotógrafos y las operadores de cámara sobre las muchas maneras de no solo mantener felices a sus editores, sino también hacerlos más felices.

Como cualquier editor experimentado te dirá, después de años de revisar horas y horas de grabación (algunas buenas, otras malas y otras muy feas), hay algunas cosas clave que cualquiera que trabaje detrás de la cámara puede hacer. Eso hace que nuestras vidas sean mucho más fáciles, el proyecto sea mucho mejor y el resultado final sea algo de lo que todos podemos sentirnos orgullosos.

Por supuesto, es muy fácil para los editores convertirse en críticos de sillón. No se levantaron a las 5 am para grabar el amanecer o arrastrar equipo pesado en medio de una montaña, luchando contra los elementos para obtener el disparo perfecto. Pero sí tenemos el beneficio de la perspectiva obtenida al hojear pausadamente los resultados de tu arduo esfuerzo. Así que aquí hay 11 sugerencias de cosas que todos los editores desean que los operadores de cámara hagan siempre, y esperamos que esto mejore la vida de los editores en todas partes.

¡Las primeras y últimas sugerencias son probablemente las más importantes!

Imagen relacionada

  1. Planea tu shooting para el editor: piensa en términos de secuencias y narraciones. Asegúrate de que tienes un amplio conjunto, una revelación interesante, primeros planos, movimientos, etc. Si el entrevistado mencionó una ubicación, un elemento o una vista específicos, intenta obtenerlo si puedes. Piensa también en términos de trillizos. La mayoría de las tres tomas hacen una buena secuencia de cortes: dos, no tanto.
  2. Siempre graba: son los ‘bits malos’ que usamos a menudo (reenfoques, golpeo de lentes, fragmentos de audio de fondo para rellenar silencios, etc.), así que no muevas la mano frente a la cámara para decir que es no es bueno. Podríamos tener un uso para ello de todos modos.
  3. No grabes siempre: los editores no adoran cuando tienen que copiar, ingerir, transcodificar y organizar muchas tomas que luego resultan ser los pies de alguien, el interior de la puerta de un automóvil, las tapas de los lentes u otras cosas al azar. Obviamente, esto no es intencional, pero si sabes que sucedió, elimina el clip si puedes.
  4. Los metadatos son importantes: asegúrate de que los nombres de los carretes, tarjetas o discos duros y el código de tiempo de tu cámara estén configurados correctamente y que se incrementen con cada nueva tarjeta, cinta o disco. Cuanta más información nos puedas proporcionar mejor. Si está llevando las hojas de registro o reporte de cámara, ten en cuenta que realmente los vemos y nos son muy útiles.
  5. Arréglalo en cámara: es extremadamente útil garantizar que el balance de blancos y la temperatura del color estén configurados correctamente. Esto no solo es un elemento bastante básico para que un camarógrafo profesional tenga razón, a veces puede ser muy difícil de corregir en el «grading» más adelante (si el proyecto tiene la suerte de tener un grading), especialmente en condiciones de iluminación más exóticas, por ejemplo dentro de una fábrica o garaje subterráneo. Y si realmente quieres enloquecer y experimentar, graba una carta de colores.
  6. No hables: mientras estés filmando, puedes pensar: «nunca usarán el sonido en esto». Bueno, ciertamente no podremos hacerlo si estás charlando. La atmósfera, el sonido de sincronización o el micrófono inalámbrico pueden estar obteniendo algo que resulta realmente útil. Además, no querrás que te atrapen diciendo algo que no deberías de nadie más.
  7. No seas perezoso: usa un trípode para las tomas estáticas. Por supuesto, algunas veces las cosas se ponen un poco ‘correr y grabar’ en el set y hay que agarrarlas con prisa, pero no hay mucho que pueda hacer el estabilizador por ti.
  8. Aguanta tus tomas: nada dice ‘amateur’ más que toda una serie de cortes que son demasiado cortos para usar. Manten tus tomas por lo menos durante un largo conteo de 3 o hasta que esté realmente terminada la acción y cualquier movimiento o desplazamiento se haya terminado. Esto es especialmente cierto en el caso de los fotógrafos que pasan al video por primera vez. El hecho de que hayas encuadrado la toma y mentalmente «la hayas conseguido», no significa que hayas capturado suficiente video para usarlo en la edición. Si cortas a mitad del movimiento, no nos das oportunidad de montar.
  9. Cuida el enfoque: cuando realices algunos fueras de focos, asegúrate de que realmente el foco esté clavado «sharp» y se pierda por completo. A menudo, las imágenes contendrán varios intentos fallidos y ninguna de ellas lo hará. En caso de duda, simplemente ponlo en foco y deje que el editor invierta el disparo en la edición.
  10. No te encuentres en un camino a ninguna parte: Contar una historia en el plano por lo que se revela, se mueve hacia (o se aleja). Si vas a grabar una versión abierta y lejana y una versión cercana, asegúrate de seguir en la misma dirección y la misma velocidad para ambas. De esa manera podemos cortar (o salir) y se combinará perfectamente.
  11. Pide retroalimentación: ven y habla con nosotros; aunque ‘trabajamos con computadoras’, en realidad también nos gusta ver a las personas. Entra y revisa las imágenes para obtener comentarios y mejorar lo que tomas. Podremos decirte qué funcionó realmente bien y qué no, desde la tranquilidad cargada de retrospectiva de la suite de edición. Si no puedes entrar físicamente y mirar las imágenes en la sala de edición, envía un correo electrónico al editor, pregúntale qué fue lo bueno, qué funcionó, qué no funcionó, etc. Los editores prefieren aguantarse la pena y hacerte sugerencias, en lugar de tener que trabajar para cubrir tus bochornos.

Si eres editor y tienes más consejos esenciales para los camarógrafos, directores de fotografía y directores, compártelos con nosotros aquí abajo.

What's your reaction?
0Facebook